Miércoles, septiembre 20, 2017
Sexo Seguro

¿Qué es el aborto?

Se entienden por aborto provocado la terminación del embarazo antes de alcanzar la viabilidad fetal1. Es decir, abortar es matar.

 

La terminología “interrupción voluntaria del embarazo” tan usada en nuestros tiempos, debe ser rechazada pues “interrumpir” significa que algo, después de suspenderse, puede ser nuevamente reanudado. Con el aborto se suprime una vida que no puede “recuperarse”.

 

Clasificación del aborto.

En relación a las causas del aborto, este se puede clasificar en dos grupos: 

  • Aborto espontáneo: también conocido como aborto natural, no interviene la voluntad del hombre, es decir es involuntario, y por lo mismo no tiene una connotación ética. Aproximadamente el 15% de los embarazos terminarán en un aborto espontáneo, y en su mayoría se presentarán en el 1er trimestre del embarazo2.

 

  • Aborto provocado: por lo general existe la voluntad del hombre y siempre se presenta cierta intervención para terminar con la vida del cigoto, embrión o feto. Efectivamente, puede o no existir la voluntad del hombre, pues en la actualidad muchos métodos considerados “anticonceptivos” no funcionan como tal, es decir que no inhiben la ovulación en todos los casos y pueden actuar en etapas posteriores a la fecundación es decir evitan la implantación, por lo que en este caso actuarían como abortivos.

Abortos provocados.

1) Aborto eugenésico. Se realiza para finalizar la gestación de una persona después del diagnóstico prenatal, es decir para “disminuir” el nacimiento de personas con alguna malformación especialmente de los incurables, los que implican una corta esperanza de vida o algún grado de dependencia3. Es decir, evitar que nacen personas que por su estado de salud preferimos que no lo hagan.

 

2) Aborto terapéutico. Se realiza cuando la salud de la madre es precaria supuestamente, y aunque el fin sea salvar a la madre el medio utilizado sería matar al bebé. El valor de la persona es intrínseco y el valor la madre que similar a la vida del hijo.

 

3) Aborto criminal. En este tipo de aborto no existen razones de salud ni en la madre ni en el bebé para llevarlo a cabo. Se lleva a cabo por: violación, problemas económicos o psicológicos para tener al hijo, embarazo en adolescentes, falla de los anticonceptivos o incluso el tan caprichoso, “embarazo no deseado.” El fin del aborto entonces es tranquilizar a la madre, guardar la “honra”, asegurar un “futuro económico” y para algunos “respetar” el deseo de una mujer o una pareja, etc.

 

4) Aborto sexo selectivo: Es el aborto provocado que se realiza acorde con la selección del sexo que desean los padres o la madre, y se lleva a cabo durante el segundo trimestre de la gestación, que es el momento en que se puede conocer el sexo del feto.

 

5) Aborto subconsciente: Es aquel aborto provocado, que se realiza generalmente sin conciencia plena por parte de la mujer; tal es el caso del uso de supuestos “anticonceptivos”, donde exista la posibilidad de actuar como antiimplantatorios, por lo que es este caso se incurriría en la muerte del cigoto, es decir, se provoca un aborto. Tal puede ser el caso de varios hormonales, el dispositivo intrauterino y la píldora de emergencia. (Ver apartado de anticonceptivos y píldora de emergencia)

 

Aborto y Salud Pública.

Cada año se presentan a nivel mundial 85 millones de embarazos no esperados, de los cuales el el 50% terminan en aborto.

 

Existen 4 falacias sobre el aborto:

1) Legalizar el aborto, no disminuye las muertes maternas. El descenso más dramático en las tasas de mortalidad materna en el mundo desarrollado tuvo lugar entre 1941 y 1951 (mucho antes de que fuera legalizado el aborto), y coincidió con el desarrollo de técnicas obstétricas y mejoras en el estado general de salud de la mujer4. A nivel global, la mortalidad materna disminuyó 47% entre 1990 y el año 2010; presentándose en este último 287,000 mujeres que murieron en el periodo del embarazo, el parto y el puerperio. De este total, el 19% (56,000) se presentaron en la India, país donde el aborto es legal desde 1972. Así mismo, China ocupa el onceavo lugar con mayor número de muertes maternas en el mundo (6,000 cada año)5.

 

2) Legalizar el aborto es promoverlo. En España, en 1985, se despenalizó el aborto, han pasado más de 25 años, y desde entonces las defunciones por causa del aborto inducido han aumentado exponencialmente. Cifras comparativas entre 1987 y el año 2008 indican que el aborto aumentó de 16,728 a 115,812 abortos anuales. En el año 2010 se llevaron a cabo 113,031 abortos y que para el 2011 fueron 118,359; es decir, que estos se incrementaron un 4.71%6. En Reino Unido, el aborto es legal desde hace varias décadas. En 1968 se practicaron 23,641 abortos, y en el año 2004, la cifra fue de 194,1977. Es decir que desde su legalización ha aumentado más del 800%. En el año 2006, se llevaron a cabo 193,700 abortos, 3.9% más que en 2005, que se llevaron 186,400 abortos.

 

3) En México la mortalidad por abortos provocados no es un problema de salud pública. En la actualidad, el 98% de las muertes maternas en México están relacionadas con causas distintas al aborto inducido, es decir, por hemorragias, hipertensión y eclampsia8,9.

 

4) El aborto inducido sí tiene graves consecuencias sobre la salud de la mujer:

  • Aumenta probabilidad de depresión10,11 hasta 78.6%.
  • De ansiedad12 hasta 64.3%13.
  • De suicidio de entre 5014,15,16 y hasta 155 veces más17.
  • Aumenta riesgo de padecer alguna enfermedad mental18,19 hasta 81 veces.
  • Aumenta el riesgo de consumo de drogas20,21,22 de marihuana hasta 220 veces, de alcohol 110 veces23.
  • Aumenta el riesgo de abuso físico en niños, de hasta 1237% si los abortos inducidos fueron múltiples24.
  • Las mujeres que abortan en su primer embarazo antes de las 12 semanas de gestación, se asocia con mayor muerte durante el siguiente años, llegándose ha reportar hasta un 80%25 y el riesgo persiste hasta 8 años posteriores al aborto26.
  • También aumenta el riesgo de padecer: perforaciones uterinas; infección y sepsis; síndrome de shock toxico, endometriosis, ataques asmáticos severos, embarazo ectópico subsecuente y estrés emocional27.
  • Las mujeres que abortan tienen 30% más posibilidades de morir de causas naturales que aquellas que no abortan28 y tiene aumento en el riesgo de padecer cáncer de mama29.

 

También existen consecuencias del aborto inducido en futuros embarazos, aumentando el riesgo de tener hijos con bajo peso30,31,32, que nazcan antes de tiempo,,, y, tienen más riesgo de tener abortos naturales en los siguientes embarazos, incompetencia cervical y subsecuente aborto espontaneo, parto pre-termino, hemorragia post-parto37,38.

 

Por otro lado se ha documentado que las mujeres que están embarazadas y no abortan, tienen menor riesgo de suicidio; pues la maternidad es un factor protector contra el suicidio39,40.

 

Aunque mucho se ha argumentado que el aborto es un derecho de las mujeres, y que esta práctica no afecta la integridad de ellas, esto es falso. El hecho que la mujer decida libremente sobre su cuerpo, no incluye a otra persona, como lo es el niño en gestación.

 

El aborto no es una decisión que competa solamente a la madre o a los padres del niño que está por nacer; pues está involucrada la vida de una persona, única, irrepetible y distinta a sus padres, que debe ser defendida con mayor fuerza, precisamente por su condición de plena inocencia e indefensión.

 

¿Si quieres conocer más sobre este y muchos otros temas de sexualidad?, adquiere nuestro nuevo libro titulado “¿Sexo? ¡Sí! pero sexo seguro” de editorial Trillas. Más información en este link: bit.ly/2dK5G25

 

Referencias

1 Beckmann CR, Ling FW, Barzansky BM, Herbert L, Laube DW, Smith RP (Eds). Obstetricia y Ginecología. Lippincott Williams and Wilkins. USA, 2010.

2 Saravelos SH, Li TC. Unexplained recurrent miscarriage: how can we explain it? Human Reprod 2012;27(7):1882-86.

3 Rodríguez Martín E. Eugenics’ extension in the Spanish health care system through the prenatal diagnosis. Cuad Bioet. 2012; 23(77):53-70.

4 World Health Organization. The World health report 2005: make every mother and child count. Geneva: World Health Organization; 2005.

5 World Health Organization. Trends in Maternal Mortality: 1990 to 2010 WHO, UNICEF, UNFPA and The World Bank estimates. Geneva: World Health Organization; 2012.

6 Instituto de Política Familiar. Evolución del Aborto en España: 1985-2005; 2005.

7 National Statics and Department of Health. Statical Bulletin Abortion Statistics, England and Wales: 2006. England 2007.

8 Fajardo-Dolci G, Meljem-Moctezuma J, Vicente-González E, Venegas-Páez FV, Villalba-Espinoza I, Pérez-Cardoso AL, Barrón-Saldaña DA, Montesinos-Gómez G, Aguirre Güemez AV, Novoa-Boldo A, Mendoza-Larios LA, López-González R, Mazón-González B, Aguirre-Gas HG. Analysis of maternal deaths in Mexico occurred during 2009. Rev Med Inst Mex Seguro Soc. 2013;51:486–495

9 Barnard S, Kim C, Park MH, Ngo TD. Doctors or mid-level providers for abortion. Cochrane Database Syst Rev. 2015 Jul 27;(7):CD011242. doi: 10.1002/14651858.CD011242.pub2.

10 Reardon DC, Cougle JR. Depression and unintended pregnancy in the National Longitudinal Survey of Youth: a cohort study. BMJ 2002; 24:151–52.

11 Cougle JR, Reardon DC, Coleman PK. Depression associated with abortion and childbirth: a long-term analysis of the NLSY cohort. Med Sci Monit 2003; 9(4):CR157-64.

12 Cougle JR, Reardon DC, Coleman PK. “Generalized anxiety following unintended pregnancies resolved through childbirth and abortion: a cohort study of the 1995 National Survey of Family Growth”. Journal of anxiety disorders. 2005;19(1):137-42.

13 Cougle JR, Reardon DC, Coleman PK. Depression associated with abortion and childbirth: a long-term analysis of the NLSY cohort. Med Sci Monit 2003; 9(4):CR157-64.

14 Fergusson DM, Horwood LJ, Ridder EM. Abortion in young women and subsequent mental health. J Child Psychol Psychiatry 2006; 47(1):16-24.

15 Gissler M, Hemminki E, Lonnqvist J. Suicides after pregnancy in Finland, 1987-94: register linkage study. BMJ 1996; 313(7070):1431-4.

16 Morgan CL, Evans M, Peters JR, Currie C. Suicides after pregnancy. Mental health may deteriorate as a direct effect of induced abortion. BMJ 1997; 314(7084):902; author reply -3.

17 Coleman PK Abortion and mental health: quantitative synthesis and analysis of research published 1995-2009. Br J Psychiatry. 2011 Sep;199(3):180-6.

18 Fergusson DM, Horwood LJ, Boden JM. Does abortion reduce the mental health risks of unwanted or unintended pregnancy? A re-appraisal of the evidence. Aust N Z J Psychiatry. 2013 Apr 3.

19 deVeber LL, Gentles I. Psychological aftermath of abortion. Can Med Assoc J. [Letter] 2005; 73(5):466-7; author reply 7.

20 Coleman PK, Reardon DC, Cougle JR. Substance use among pregnant women in the context of previous reproductive loss and desire for current pregnancy. Br J Psychiatry 2005 May;10(Pt 2):255-68.

21 Coleman PK, Reardon DC, Cougle JR. Substance use among pregnant women in the context of previous reproductive loss and desire for current pregnancy. Br J Health Psychol 2005; 10(Pt 2):255-68.

22 Reardon DC, Coleman PK, Cougle JR. Substance use associated with unintended pregnancy outcomes in the National Longitudinal Survey of Youth”. Am J Drug Alcohol Abuse 2004; 30(2):369-83.

23 Coleman PK Abortion and mental health: quantitative synthesis and analysis of research published 1995-2009. Br J Psychiatry. 2011 Sep;199(3):180-6.

24 Coleman PK, Maxey CD, Rue VM, Coyle CT. Associations between voluntary and involuntary forms of perinatal loss and child maltreatment among low-income mothers. Acta paediatrica. 2005 Oct;94(10):1476-83.

25 Reardon DC, Coleman PK. Short and long term mortality rates associated with first pregnancy outcome: population register based study for Denmark 1980-2004. Med Sci Monit. 2012 Sep;18(9):PH71-6.

26 Reardon DC, Ney PG, Scheuren F, Cougle J, Coleman PK, Strahan TW. Deaths associated with pregnancy outcome: a record linkage study of low income women. South Med J 2002; 95(8):834-41.

27 Weitz TA, Taylor D, Desai S, et al. Safety of Aspiration Abortion Performed by Nurse Practitioners, Certified Nurse Midwives, and Physician Assistants Under a California Legal Waiver. American Journal of Public Health. 2013;103(3):454-461. doi:10.2105/AJPH.2012.301159

28 Gissler M, Berg C, Bouvier-Colle MH, Buekens P. Pregnancy-associated mortality after birth, spontaneous abortion, or induced abortion in Finland, 1987-200. Am J Obste Gynecol 2004; 190(2):422-7.

29 Hajian-Tilaki KO, Kaveh.-Ahangar T. Reproductive factors associated with breast cancer risk in northern Iran. Med Oncol 2011; 28(2):441-6.

30 Klemetti R, Gissler M, Niinimäki M, Hemminki E. Birth outcomes after induced abortion: a nationwide register-based study of first births in Finland. Hum Reprod. 2012 Nov;27(11): 3315-20.

31 Zhou W, Sorensen HT, Olsen J. Induced abortion and low birthweight in the following pregnancy. Int J Epidemiol 2000; 29(1):100-6.

32 Swingle HM, Colaizy TT, Zimmerman MB, Morris FH Jr. Abortion and the risk of subsequent preterm birth: a systematic review with meta-analyses. J Reprod Med 2009; 54(2):95-108.

33 Shah PS, Zao J; Knowledge Synthesis Group of Determinants of preterm/LBW births. Induced termination of pregnancy and low birthweight and preterm birth: a systematic review and meta-analyses. BJOG. 2009 Oct; 116(11):1425-42.

34 Henriet L, Kaminski M. Impact of induced abortions on subsequent pregnancy outcome: the 1995 French national perinatal survey. BJOG 2001; 108(10):1036-42.

35 Moreau C, Kaminski M, Ancel PY, Bouyer J, Escande B, Thiriez G, et al. Previous induced abortions and the risk of very preterm delivery: results of the EPIPAGE study. BJOG 2005; 112(4):430-7.

36 Ancel PY, Lelong N, Papiernik E, Saurel-Cubizolles MJ, Kaminski M, EUROPOP. History of induced abortion as a risk factor for preterm birth in European countries: results of the EUROPOP survey. Hum Reprod 2004; 19(3):734-40.

37 Sun Y, Che Y, Gao E, Olsen J, Zhou W. Induced abortion and risk of subsequent miscarriage. Int J Epidemiol 2003; 32(3):449-54.

38 Scholten BL, Page-Christiaens GCML, Franx A, Hukkelhoven CWPM, Koster MPH. The influence of pregnancy termination on the outcome of subsequent pregnancies: a retrospective cohort study. BMJ Open. 2013;3(5):e002803. doi:10.1136/bmjopen-2013-002803.

39 Marzuk PM, Tardiff K, Leon AC, Hirsch CS, Portera L, Hartwell N, et al. Lower risk of suicide during pregnancy. Am J Psychiatry 1997; 154:122-23.

40 Ronsmans C, Khlat M, Kodio B, Ba M, De Bernis L, Etard J. Evidence for a ‘‘healthy pregnant woman effect’’ in Niakhar, Senegal? Int J Epidemiol 2001; 30(3):467-73.