Domingo, abril 23, 2017
Sexo Seguro

¿Vale la pena esperar?

Las relaciones sexuales son el gran regalo que tenemos para amar. Gracias a las relaciones sexuales podemos entregar nuestro cuerpo, emociones, pensamientos y espíritu; gracias a estas podemos expresar el amor.

 

Pero hablar de amor no es tan fácil, pues este no es un sentimiento, es decir, amar no es sentir mariposas en el estómago; sino que el amor es una elección; donde por supuesto sigue habiendo ilusión, gusto, atracción, pero esto es solo un complemento al compromiso que se hace por estar con la persona amada todos los días de la vida.

 

Para hablar de amor debe existir: atracción y gusto por estar cerca del otro, ser mejores amigos, tener plena confianza, platicarse todo, compartir y crecer juntos en valores, tener un mismo plan de vida, ambos ser honestos, fieles y pensar en el bien del otro como lo más importante. Es por todo esto que al amar, crece el deseo de comprometerse para toda la vida, compartirlo todo y volverse exclusivo el uno del otro, es decir casarse.

 

Las relaciones sexuales son para amar, y tienen dos objetivos:

– El primero, el unitivo, es decir, que estas sirven para entregarse, fusionarse y ser uno solo. Están hechas para que dentro del matrimonio (con la plena seguridad que estarán juntos para toda la vida) ambos puedan crecer en el amor y enamorarse de su “cónyuge”.

 

– El segundo, el procreativo, es decir, que por medio de las relaciones sexuales hombre y mujer están invitados a crecer como personas, así mismo, las relaciones sexuales son la única forma natural y la más digna en que los hijos pueden llegar al mundo.

 

Y ¿porqué vale la pena esperar para tener relaciones sexuales?

 

1) Porque solo así podrás elegir de manera objetiva a la persona con quien compartir tu vida. Es decir, que al dejar fuera los fajes, contactos sexuales y las relaciones sexuales; podrás ser más objetivo, “más claro” para conocer a tu novio o novia y elegirse de la mejor forma. El sexo es una fuerza muy poderosa que puede unir o anclarte con la persona equivocada, nublarte la vista y no permitirles conocerse a profundidad y de forma objetiva durante el noviazgo.

 

2) Se evita al 100% un embarazo antes de tiempo. Tener relaciones sexuales en la adolescencia puede tener como consecuencia vivir la maternidad y paternidad antes de tiempo. Un embarazo en esta etapa puede afectar la salud de la madre y de su hijo; así mismo, tanto el hombre como la mujer se exponen a encontrar menores oportunidades de educación y limita sus posibilidades de conseguir en el futuro un buen empleo.

 

También existen consecuencias físicas en los niños que nacen de mamás adolescentes; por ejemplo, tienen más riesgo de: tener bajo peso al nacer, nacer antes de tiempo, nacer con malformaciones, más posibilidades de morir, tener accidentes en la infancia, problemas de aprendizaje, de salud mental, y sufrir maltrato.

 

Piensa por un momento: ¿Qué sería de tu vida con un bebé en este momento? ¿Qué será de la vida de ese bebé? Los niños tiene el derecho de nacer en las mejores condiciones. Eso siempre significa nacer en una familia que lo quieran, donde su papá y su mamá estén casados y le den ejemplo de amor. ¿No desearías eso para tus futuros hijos?

 

3) Se previene completamente el contagio de alguna infección sexual (ITS). Existen más de 30 infecciones de transmisión sexual que se pueden contagiar por contacto o relaciones sexuales. Algunas de estas son incurables como el VIH/SIDA, herpes, virus del papiloma humano, entre muchas otras; y pueden tener consecuencias para la salud de la mujer y sus futuros hijos.

 

Si se tiene relaciones sexuales con una persona infectada por alguna ITS siempre existe el riesgo de contagio, incluso aunque se use un condón en la relación sexual, pues este solo disminuye el riesgo en algunos casos, pero no lo elimina.

 

4) Cuida la intimidad y la autoestima. Las relaciones sexuales implican entregar el cuerpo, mente, emociones y el espíritu. En estas se desnuda el cuerpo y el alma; se comparte lo más íntimo. ¿Cómo podría sentirse alguien después de entregarlo todo y no ser valorado?, ¿al pensar que solo lo han usado para pasar el rato, para satisfacer un deseos, pero que nadie se ha preocupado por su futuro?, ¿cómo podría sentirse una chica si tuvo relaciones sexuales con su novio o “amigovio” y él platicara de eso con sus amigos o amigas? Evitar las relaciones sexuales durante el noviazgo cuida la intimidad y autoestima; y permite sobre todo que las jóvenes se sientas seguras de si mismas y independientes.

 

5) Te permite darte cuenta si te quieren y valoran en la relación. Para muchos hombres se vuelve “muy cómodo” tener relaciones sexuales dentro del noviazgo, es decir, ya han “conseguido todo” sin “dar nada serio a cambio”. De esta forma es difícil que la mujer pueda darse cuenta si la quieren por lo que vale como persona o porque hay sexo de por medio.

 

La verdadera prueba de amor implica que tanto el hombre como la mujer aprendan a esperar por el sexo hasta el matrimonio, solo de esta forma podrán ambos estar seguros si se quieren o sólo buscan el placer que puede proporcionar el cuerpo.

 

El amor necesita tiempo para crecer y durar para siempre, que es lo que todos queremos, y lo que los futuros hijos necesitan ver de sus padres. El verdadero amor sabe esperar.

 

¿Hasta cuando esperar para tener relaciones sexuales?
Hasta el matrimonio.

 

Aunque muchos chavos crean que esta respuesta es anticuada o pasada de moda; la única forma de estar seguro que tu novio o novia te quiere es cuando se compromete frente a Dios (si profesas alguna religión), tus padres, sus familias, amigos, la sociedad y el Estado; a respetarte, amarte, hacerte feliz, formar una familia y estar juntos por toda la vida en los momento de alegría, gozo, risas, lágrimas, salud y enfermedad; y esto se concreta de manera mucho más sólida en el matrimonio.

 

Si quieres conocer más sobre este y muchos otros temas de sexualidad, adquiere nuestro nuevo libro titulado “¿Sexo? ¡Sí! pero sexo seguro” de editorial Trillas. Más información en este link: bit.ly/2dK5G25