Viernes, julio 28, 2017
Sexo Seguro

Noticias

Mientras más tiempo pasa una madre con sus hijos menores de 7 años, mejor será su aprendizaje.

 

Mientras más tiempo pasa la madre con sus hijos de entre 3 y 7 años, mejor será su aprendizaje y sus habilidades sociales; esto como conclusión de un nuevo estudio publicado en la revista Economic Journal.

 

La investigación fue realizada por la profesora Emilia Del Bono del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad de Essex, el profesor Marco Francesconi de la Universidad de Essex y los profesores Yvonne Kelly y Amanda Sacker de la Universidad de Londres.

 

Los investigadores también encontraron que los niños primogénitos tienden a beneficiarse más de la inversión temprana del tiempo de las madres que los hijos subsiguientes.

 

Dicho estudio con un análisis representativo de más de 8000 niños y sus madres, ha encontrado los efectos positivos que tiene la presencia de las madres en la vida temprana de sues hijos.

 

Así mismo, indica que los hijos de madres con mayores estudios, tienen mejor desarrollo. Presenta una ventaja de entre el 20 y hasta el 40% aquellos niños que tienen una madres con un título universitario en comparación de aquellos que no.

 

Los investigadores también encuentran que el nivel de educación alcanzado por una madre y la posición de orden de nacimiento de su hijo dentro de la familia (mayor, más joven, etc) tiene un efecto en el desarrollo de los primeros años.

 

Por ejemplo, el tiempo dedicado a actividades educativas, como la lectura, entre las edades de tres y cinco años con una madre que ha sido educada más allá de la edad mínima para salir de la escuela, conduce a un aumento de las habilidades verbales a los siete años que son significativamente mayores que las Logrado por los niños cuyas madres están menos instruidas.

 

Además, la inversión temprana por parte de la madre en los niños primogénitos es más productiva que en los niños subsiguientes.

 

También es probable que las madres cambien la cantidad de tiempo que pasan con sus hijos en los primeros años, de acuerdo con el progreso de esos niños.

 

Esta investigación es la primera en analizar el efecto del tiempo que pasan las madres con sus hijo; es un estudio longitudinal representativo a nivel nacional de bebés nacidos en el Reino Unido entre septiembre de 2000 y enero de 2002.

 

Este estudio hace hincapié en que el tiempo que pasan las madres con sus hijos tiene una notable influencia en el desarrollo infantil temprano; por lo que deben promoverse políticas públicas que tengan como objetivo fomentar la disponibilidad de tiempo de las madres e informarles sobre la efectividad de la inversión de su tiempo con ellos.

 

Noticias anteriores