Miércoles, septiembre 20, 2017
Sexo Seguro

El Hospital Universitario de Utrecht en Holanda investiga un error en 26 fecundaciones in vitro

El Hospital Universitario de Utrecht en Holanda investiga un error en 26 fecundaciones in vitro.

 

El hospital universitario de Utrecht (Holanda) abrió una investigación médica tras revelarse que al menos 26 mujeres podrían haber sido inseminadas con el esperma erróneo durante el proceso de fecundación in vitro al que fueron sometidas.

 

En un comunicado, el centro médico reconoce la existencia de estos fallos y explica que tuvieron lugar entre mediados de abril de 2015 y mediados del mes de noviembre del 2016.

 

Según el hospital, se trata de “un error de procedimiento en el laboratorio” donde la fecundación de los óvulos de 26 mujeres podría haber sido con el espermatozoide de otro hombre que no es el padre previsto”.

 

Sin embargo, advierte de que “la posibilidad de que esto haya ocurrido es pequeña, pero no puede descartarse“, por lo que abre una investigación con todos los afectados.

 

La mitad de las mujeres en cuestión han dado ya a luz o han logrado quedarse embarazadas.

 

Además, hay trece embriones congelados como parte de este tratamiento, que corresponde a la otra mitad de las parejas afectadas por el error.

 

Este proceso de FIV consiste en la inyección directa de una célula espermática en el ovocito y es en ese proceso donde se habría cometido la mezcla de espermatozoides.

 

Además, la inversión temprana por parte de la madre en los niños primogénitos es más productiva que en los niños subsiguientes.

 

El error se habría producido al utilizar la misma herramienta ya usada en otro tratamiento anterior con otra pareja.

 

Este caso demuestra una vez más las consecuencias negativas que presentan las técnicas de reproducción asistida; generalmente enfocados en satisfacer el deseo de los padres por tener un hijo, dejando fuera el derecho de los hijos concebidos a nacer.

 

En la técnica de fecundación in vitro, suelen fecundar no solo un óvulo sino varios, con lo que resulta de esto la presencia de varios embriones que son hermanos, La mayoría son congelados mientras “esperan” a ser implantados en el útero de su madre, si es que sus padres así lo desearán; pero en la mayoría de los casos terminan como material de experimentación o son desechados.

De los embriones que son implantados y siguen su curso durante el embarazo, estos presentan más riesgo de alteraciones genéticas y malformaciones al nacer, así como bajo peso al nacer, y las conseuncias que esto tiene en la vidas futura del hijo.

Quienes promueven este tipo de técnicas, se centran en el derecho de satisfacer el deseo de los padres y se olvidan de la dignidad del ser humano que están creando en el laboratorio y con ello se olvidan de todos sus derechos, especialmente el primero y más importante, el derecho a la vida!

 

Noticias anteriores