Miércoles, octubre 18, 2017
Sexo Seguro

Noticia

El gobierno de los Estados Unidos recortará fondos gubernamentales para practica del aborto.

02/02/2017

 

A 72 horas de ocupar el cargo, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump ha reactivado una orden instaurada por el Presidente Reagan por medio cela cual se elimina la financiación para la práctica y promoción del aborto a grupos como Planned Parenthood.

 

La decisión del mandatario se produce un día después de cumplirse 44 años del fallo sobre el caso Roe contra Wade del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, que se firmó en 1973, misma que despenalizó el aborto en todo el territorio y con esto, inició una ola de presión a nivel mundial por promover el aborto en cada región del mundo.

 

Dicha medida es la rehabilitación fue instituida originalmente en 1984, por el entonces presidente Ronald Reagan, y es conocida como la “política de Ciudad de México”, debido a que fue anunciada en la conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de la ONU celebrada en la Ciudad de México en dicho año, misma que representó una de las piedras angulares de la política social de Ronald Reagan.

 

Dicha medida había sido suspendida por los Presidentes demócratas Bill Clinton y Barack Obama, quienes otorgaron recursos del gobierno norteamericano para promoción del aborto a nivel internacional.

 

Esta política de la Ciudad de México, obliga a que “las organizaciones no gubernamentales que reciben fondos federales del gobierno Estado Unidense deban certificar que no llevarán a cabo, promoverán o harán presión para la legalización del aborto en otras naciones”.

 

Con esta medida, se calcula de inicio Planned Parenthood, la mayor promotora del aborto a nivel mundial, vea disminuida su capacidad económica en aproximadamente un 40%”, según explica Steve Mosher, del Population Research Institute.

 

Esta regulación es generalmente vista como un indicador de las opiniones del presidente entrante sobre el aborto, y se espera que tenga repercusión en muchas otras políticas públicas relacionadas con la defensa de la vida.

 

Restaurar la política de Ciudad de México no estaba entre las promesas que el Presidente Trump hizo durante su campaña presidencial.

 

Pero aquellas que si estuvieron fueron:
– El nombrar jueces que defendieran la vida desde la fecundación para la Corte Suprema.
– Firmar una ley prohibiendo los abortos tardíos, es decir, después de la semana 20 de gestación.
– Cortar el financiamiento público a la multinacional del aborto Planned Parenthood y redistribuir ese dinero hacia centros de salud comunitarios que no realicen abortos.
– Hacer una prohibición permanente para que el dinero de los contribuyentes no financie abortos.

 

Así mismo, se espera que en la esfera de las Naciones Unidas, disminuya la presión internacional por promover e impulsar políticas publicas que promuevan la sexualización a temprana edad y la promoción del aborto como un supuesto “método anticonceptivo”.